necora.es.

necora.es.

Cómo cocinar almejas al estilo tradicional

Introducción

En la gastronomía marinera, las almejas son uno de los productos más valorados y utilizados en numerosos platos. La almeja es un molusco bivalvo con una carne delicada y sabrosa, que puede ser cocinado de múltiples formas.

En este artículo, te enseñaremos cómo cocinar almejas al estilo tradicional, con todos los trucos y consejos necesarios para que el resultado sea un plato exquisito.

Tipos de almejas

Antes de comenzar a cocinar almejas, es importante conocer los diferentes tipos de moluscos que se agrupan bajo la denominación de almejas:

  • Almejas babosas: son las más valoradas por su sabor y textura
  • Almejas finas: de concha más fina y sabor menos intenso que las anteriores
  • Almejas rubias: de carne menos consistente y sabor más suave

Las almejas babosas son las que se utilizan tradicionalmente en la cocina, siendo las más valoradas debido a su sabor y textura. Sin embargo, en función de tus preferencias culinarias, puedes utilizar el tipo de almejas que más te guste o que estén disponibles en el mercado.

Cómo elegir almejas

Para garantizar que el resultado final de nuestro plato sea perfecto, debemos escoger las mejores almejas en el mercado:

  • Deben estar frescas: si las almejas tienen un olor desagradable es señal de que están en mal estado y no son aptas para su consumo.
  • Deben tener una concha íntegra: si la concha está rota o agrietada no se deben consumir.
  • Deben tener un aspecto brillante: si están opacas o tienen alguna mancha es señal de que no están frescas.

Si requieres comprar las almejas con antelación, es importante guardarlas en el frigorífico y cubrirlas con un paño húmedo para que no pierdan su humedad. No se recomendable guardarlas más de un día.

Para cocinar almejas al estilo tradicional, necesitamos seguir una serie de pasos concretos:

Paso 1: Limpieza de las almejas

Primero y fundamental es limpiar bien las almejas con agua fría. Es muy importante que las almejas estén bien limpia para evitar la contaminación y algunos granos de arena pueden arruinar el plato.

Para limpiar almejas, debemos ponerlas en un recipiente con agua fría y agregar una cucharada de sal gruesa. Es ideal dejarlas en reposo dos horas para que suelten la arena que puedan tener en su interior. Después de las dos horas, es importante removerlas del agua, escurrirlas y enjuagarlas de nuevo para retirar cualquier resto de sal.

Paso 2: Sofrito y base de la receta

En una cazuela ponemos un chorro de aceite y, una vez caliente, añadimos cebolla y ajo bien picados y los salteamos a fuego lento hasta que se ablanden. Podemos añadir pimiento verde para dar un toque especial.

A continuación, añadimos los tomates pelado pelados y picados finamente, y los sofreímos hasta que estén blandos.

Paso 3: Cocinado de las almejas

Una vez que tenemos preparado el sofrito, es hora de cocinar las almejas. Añadimos al sofrito las almejas y removemos constantemente hasta que las almejas se abran, lo que tarda alrededor de unos 7 minutos debido a la temperatura.Es fundamental estar siempre vigilantes y remover las almejas, para evita que se quemen y el plato quede arruinado.

Una vez las almejas estén abiertas, agregamos una copa de caldo de pescado y un poco de perejil picado, mezclando bien para que se integren los sabores y sirviéndolas inmediatamente.

Conclusión

Las almejas son un manjar de nuestra gastronomía marinera, y pueden ser cocinadas de múltiples maneras. Pero ¿qué mejor que un plato sencillo y delicioso que se prepara en pocos minutos y que requiere de unos ingredientes sencillos para darle un sabor delicioso? Con esta receta, podrás cocinar unas almejas al estilo tradicional de manera excepcional.