necora.es.

necora.es.

El rodaballo, uno de los pescados blancos más preciados, en su punto a la plancha

El rodaballo: historia y características

El rodaballo es un pescado blanco de agua salada que habita principalmente en el Atlántico, el Mediterráneo y el Mar del Norte. Es un pescado muy preciado por su sabor y textura, aunque también por su precio, ya que es uno de los más caros del mercado. El rodaballo es un pez plano, de cuerpo ovalado y aplanado, con la cabeza pequeña y una boca grande con numerosos dientes. Su piel es de color marrón verdoso con manchas oscuras y su carne es blanca y firme. Puede llegar a medir hasta un metro de longitud y pesar unos 20 kilos, aunque su peso medio suele ser de unos 4-5 kilos. Este pescado es muy apreciado tanto en cocina como en acuicultura, ya que su carne es rica en proteínas y ácidos grasos omega-3 y presenta un bajo contenido en grasas saturadas, lo que lo convierte en una opción saludable para el consumo humano.

La mejor forma de preparar el rodaballo

El rodaballo es uno de los pescados más versátiles en la cocina, ya que se puede cocinar de muchas formas diferentes. Sin embargo, para disfrutar de su sabor y textura en su máximo esplendor, lo mejor es prepararlo a la plancha. Para ello, primero es importante elegir un rodaballo fresco y de calidad, que tenga la piel brillante y los ojos húmedos. Luego, se debe limpiar bien eliminando las vísceras y las escamas con un cuchillo o una rasqueta especial. A continuación, se sazona con sal y pimienta al gusto y se unta con aceite de oliva por ambos lados. Se coloca el rodaballo en una plancha o sartén caliente y se cocina a fuego medio-alto durante unos 4-5 minutos por cada lado, dependiendo del tamaño del pescado. Una vez listo, se puede servir acompañado de unas verduras a la plancha, una ensalada fresca o una guarnición de patatas al horno, por ejemplo.

Otras formas de preparar el rodaballo

Además de a la plancha, el rodaballo se puede cocinar de muchas otras formas. A continuación, se presentan algunas sugerencias:
  • Al horno: se coloca el rodaballo en una fuente para horno y se hornea a 180ºC durante unos 25 minutos, acompañado de verduras o patatas al estilo provenzal.
  • Al vapor: se coloca el rodaballo en una vaporera y se cocina durante unos 10-15 minutos, acompañado de un sofrito de cebolla y tomate.
  • En papillote: se envuelve el rodaballo en papel de aluminio junto con unas verduras y unas hierbas aromáticas y se hornea durante unos 20-25 minutos a 180ºC.
  • A la parrilla: se coloca el rodaballo en una parrilla caliente durante unos 10-12 minutos, acompañado de unas salsas como la salsa verde o la salsa de cítricos.

Conclusión

En definitiva, el rodaballo es uno de los pescados blancos más preciados en la gastronomía marinera, gracias a su sabor y textura únicos. Prepararlo a la plancha es una forma muy sencilla y sabrosa de disfrutarlo en casa, aunque existen muchas otras formas de cocinarlo. Sea cual sea la forma elegida, es importante asegurarse de que el rodaballo sea fresco y de calidad para garantizar el mejor resultado posible. Asimismo, es importante recordar que el rodaballo es un pescado saludable y nutritivo, ideal para incluir en una dieta equilibrada y saludable. ¡A disfrutar del rodaballo!