necora.es.

necora.es.

El secreto del besugo a la espalda: una técnica tradicional con mucho sabor

La gastronomía marinera es una de las más ricas y variadas que podemos encontrar en el mundo de la cocina. Desde los platos más sencillos, como una buena paella de marisco, hasta los guisos más elaborados, como el tradicional caldero de pescado, la cocina marinera es un mundo por descubrir.

Dentro de este mundo, podemos encontrar una gran variedad de técnicas de cocinado que nos permiten sacar el máximo sabor de los ingredientes. Una de estas técnicas es el besugo a la espalda, una forma tradicional de cocinar el pescado que da como resultado un plato exquisito y lleno de sabor.

Qué es el besugo a la espalda

El besugo a la espalda es una técnica tradicional de cocinado del pescado que se utiliza en muchas zonas de la costa mediterránea. Consiste en cocinar el besugo sobre un lecho de sal gorda y en su propia piel, lo que permite que los jugos del pescado se concentren y se potencie su sabor.

Para preparar el besugo a la espalda, es necesario contar con un besugo fresco y de calidad. La elección del pescado es fundamental, ya que de ello dependerá en gran medida el resultado final del plato. Es importante que el besugo esté limpio y sin escamas, para que podamos disfrutar de toda su carne.

Cómo preparar el besugo a la espalda

Para preparar el besugo a la espalda, necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1 besugo fresco
  • 1 kilo de sal gorda
  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco

Lo primero que debemos hacer es limpiar el besugo y retirar las vísceras. A continuación, lavamos el besugo con agua fría y lo secamos con papel de cocina.

En una fuente de horno, extendemos una capa de sal gorda de unos 2 centímetros de grosor. Colocamos el besugo sobre la capa de sal con la piel hacia arriba y presionamos ligeramente para que se adhiera a la sal.

Cubrimos todo el besugo con otra capa de sal gorda, de manera que quede completamente cubierto. Metemos la fuente en el horno precalentado a 200 grados y horneamos durante unos 20 minutos.

Transcurrido este tiempo, sacamos la fuente del horno y retiramos la capa de sal con cuidado de no dañar la piel del besugo. A continuación, retiramos la piel del besugo con cuidado y dejamos la carne al descubierto.

En una sartén, calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra y añadimos el perejil picado. Una vez caliente, vertemos esta mezcla sobre el besugo y lo servimos junto con unas rodajas de limón.

Por qué el besugo a la espalda es una técnica tan especial

El besugo a la espalda es una técnica de cocinado muy especial porque permite que el pescado se cocine en su propia piel y sobre una capa de sal, lo que hace que los jugos del pescado se concentren y potencien su sabor.

Además, al retirar la piel del besugo, descubrimos una carne jugosa y llena de sabor que se ha cocinado de manera uniforme y sin perder sus propiedades. El resultado es un plato exquisito y lleno de matices que no deja a nadie indiferente.

El besugo a la espalda es una técnica de cocinado que ha pasado de generación en generación en las zonas costeras de nuestro país y que hoy en día sigue siendo una forma única y deliciosa de disfrutar del pescado.

Conclusiones

El besugo a la espalda es una técnica tradicional de cocinado del pescado que nos permite disfrutar de una carne jugosa y llena de sabor. Esta técnica se basa en cocinar el besugo sobre una capa de sal gorda y en su propia piel, lo que hace que los jugos del pescado se concentren y se potencie su sabor.

Para preparar el besugo a la espalda, es fundamental contar con un besugo fresco y de calidad y seguir unos sencillos pasos que nos garantizarán un plato exquisito y lleno de matices. El resultado final es un plato único y delicioso que no dejará a nadie indiferente.