necora.es.

necora.es.

Qué vino marida mejor con los mejillones

Los mejillones son uno de los mariscos más populares y versátiles. Se pueden cocinar de muchas formas y se pueden combinar con diferentes ingredientes para darle diferentes sabores. Además, son una fuente de proteína magra y contienen vitaminas y minerales esenciales para nuestro cuerpo. A pesar de ser muy populares en la gastronomía marinera, muchos no saben qué vino marida mejor con los mejillones. En este artículo, te lo explicaremos todo.

Qué tipo de vinos maridan mejor con los mejillones

Los mejillones poseen un sabor salado característico, pero también tienen notas a mar y a pescado, por lo que es necesario elegir un vino que no opaque su sabor, sino que lo complemente. Por tanto, los vinos blancos son una excelente opción para acompañar a los mejillones.

Dentro de los vinos blancos, los tintos jóvenes, los tintos dulces y los espumosos no son recomendables para maridar con mejillones. Los tintos jóvenes suelen tener más cuerpo y taninos, lo que puede hacer que el sabor de los mejillones se opaque. Los tintos dulces pueden ser demasiado intensos y, aunque el sabor agridulce puede combinar con la salinidad de los mejillones, el resultado puede ser demasiado pesado. Por otro lado, los espumosos también son una mala elección porque la burbuja puede hacer que se pierdan los sabores sutiles del marisco.

Los vinos blancos secos son los que mejor maridan con los mejillones, pues su acidez, frescura y capacidad de refrescar el paladar permiten que el sabor de los mejillones se intensifique y perdure en la boca. Además, los vinos blancos secos no tienen un sabor demasiado intenso que opaque el sabor acentuado del marisco.

Los tipos de vinos blancos que mejor maridan con los mejillones

Una vez que sabemos que los vinos blancos son la mejor opción para acompañar a los mejillones, hay que tener en cuenta que dentro de los blancos también hay diferentes opciones. Por lo tanto, aquí presentamos algunas sugerencias de vinos blancos que pueden maridar muy bien con los mejillones.

  • Albariño: sin duda, uno de los vinos blancos más populares de la gastronomía marinera. Su origen gallego y su sabor fresco y afrutado lo hacen ideal para maridar con platos de pescados y mariscos. Además, el albariño tiene un punto de acidez justo que contrasta muy bien con la salinidad de los mejillones.
  • Ribeiro: otro vino blanco originario de Galicia. El Ribeiro es un vino muy conocido por su acidez y aroma a fruta. Su cuerpo y estructura ligera lo hacen una buena opción para maridar con mejillones.
  • Godello: un vino blanco con una acidez equilibrada, sabor fresco, y notas de fruta cítricas y manzana. El godello es perfecto para maridar con mejillones, ya que su sabor armoniza perfectamente con la salinidad y frescura de los mejillones.
  • Verdejo: otro vino blanco que puede ser una gran elección para maridar con mejillones, especialmente si estos están cocidos al vapor. El verdejo es intenso, con sabores de fruta madura y un toque fresco y herbáceo que complementa perfectamente los sabores salados de los mejillones.

En resumen, los vinos blancos secos son la mejor opción para maridar con los mejillones. Los tintos jóvenes, dulces y espumosos no son lo más recomendable, pues la burbuja o el cuerpo de estos vinos pueden opacar el sabor de los mejillones. Dentro de los vinos blancos, el albariño o el verdejo son algunas de las opciones más populares. Su sabor fresco y afrutado y su capacidad para contrarrestar la salinidad de los mejillones lo hacen ideal para disfrutar de un buen plato de mejillones.